Lay down here beside me in the shallow water Beside me where the sun is shining on us still Lay down here beside me in the hallowed water Beside me where the silver lining stays until The sirens calling
A NEW BEGINNING

Luego de que pasara lo que paso esa vez… Bueno, termine la primaria.

Brandon había comenzado a usar muletas, me dijo que se había roto unos huesos de las dos rodillas y que ya nunca caminaría como antes. A los cinco días de estar en el albergue fueron desalojando poco a poco ya que la gente había encontrado otros lugares donde establecerse, como yo y Brandon quedamos relativamente huérfanos, pasamos de inmediato al sistema de acogida familiar, nos mudamos de Pennsylvania a Nueva York, no teníamos familia así que era mejor quedarse allá, y pasamos los días, meses, en un orfanato esperando a una familia de acogida (Foster’s houses como les llamaban los chicos mayores).

Nos habían tachado de niños problemas, así que por el orfanato fuimos a parar en otra escuela de niños problemáticos. Y volvimos a ser los niños algo marginados, solía sentarme en la parte del medio del aula, y dedicarme a hacer dibujos toda la hora de clases, y no era mala. Lo que más dibujaba eran ojos, ojos de muchos colores, y también paisajes marinos y el bosque, nunca volví a pisar bosque ya que pensaban que podía dañar mis sentimientos hacerlo, pero lo extrañaba más que a cualquier cosa que me quedara ahora.

Lo que sí disfrutaba eran las fiestas de cumpleaños que hacían en el orfanato o en la casa de acogida en la que estaba, no se porque, pero siempre tenían piscinas, me fascinaban. Pero ni con eso dejé de ser “la rara”, todos solían mirarme algo extrañados, como si nunca hubieran visto a una chica como yo.

Quizá era porque mi rostro no se veía triste a pesar de lo que me había pasado. Ni feliz porque no solía estarlo verdaderamente. Mi rostro siempre se veía… yo.

Tener siempre la atención de todos, como odiaba eso. Me veían demasiado, como si estuvieran listos para que les hiciera algo. Yo solo quería estar bajo el agua, ¿Sí?

Y me quedaba allí. Por minutos y minutos, ahí.

No termine toda la colegiatura. Cuando cumplí los dieciséis años ya era lo bastante madura, y me escape de mi casa de acogida, con Brandon claro, se quedo conmigo hasta que ya no pudo volver a verme nunca más.

Y pues… Esa historia es separada… de mi primer amor, claro. Hermosa mierda. 

THE END OF THE BEGINNING

~LEVEY~

-flashback-

« - Ya, Lev… Estará bien… - Lo que menos necesitaba ahora es que me dijera que todo iba a estar bien, en serio.

- ¡No lo estará, Brandon! ¡Ni lo esta! ¡Nada esta bien! - Y rompí en llanto. »

-end-

Sentí los rayos de sol tocando mi cara por lo que desperté, día sábado. Amo levantarme temprano los fines de semana, en realidad todos los días, aunque este día sería como cualquier otro estaba muy animada. Hoy por segunda vez saldría sola al bosque, solo iba a por leña para la chimenea pero aprecio cada hora, minuto y segundo. Todo iba normal, normal día y normal todo. Mi madre me había dado un libro algo grueso para leer, se llamaba “The life of Pi”, libros sobre el mar y esas cosas, era nuevo, hace poco publicado, es año 2001, mes de septiembre. Decidí leer el libro para otro momento, definitivamente lo mejor que pude haber decidido en esos instantes de mi vida. Revise la hora, ya tenía que ir al bosque, grite a mi madre y le di un gran beso en la mejilla, al igual que a mi padre, y a mi hermano menor, los amaba tanto y estaba tan animada que solo quería entregar felicidad.

Salí hacia el bosque corriendo, me adentre más de lo normal, quería explorar, solía recorrer siempre los mismos lugares, subiéndome a los árboles en busca de cosas que me servirían, siempre llevaba una mochila conmigo, con una botella de agua, literna para internarme a lugares oscuros, algodón y alcohol, para la limpieza si es que me caía, y por alguna razón puse el libro en la mochila. 

Como amaba subirme a los árboles, solía encontrar nidos de pájaros.

image

Vacíos, claro, servían para el fuego ¿no? 

Había estado demasiado tiempo afuera, pero sabía que a mi madre no le importaría, así que me quede más tiempo y quizá tratar de leer bajo un árbol. No soy buena en eso, y me quede dormida, buen intento Levey.

———————————————————————————————————————

Olía a fuego.

Olía a quemado. Olía a humo. Esto se incendiaba.

Solo sentir el olor del humo hizo que me despertara y saliera corriendo en dirección a mi casa. No había fuego a mi alrededor pero lo sentía, lo olía. Algo se quemaba.

Resbalé en una bajada y rodé por una pequeña colina, de cara volví a levantarme y correr a mi casa. Se quemaba. Se estaba quemando mi casa. Y las de alrededor también se quemaban. Logre ver a mi hermano menor y corrí hacia el, pregunte (no es cierto, le grite) por mis padres y el solo asintió hacia el fuego. Quedé mirándolo pero no se veía nada adentro, y fue cuando la bencina del tanque del auto de mi padre se prendiera y explotara.

Primera vez que gritaba tan desgarradoramente y mi hermano me veía llorar, no pude hacer nada, nada por ellos, me di vuelta hacia mi hermano menor y lo tome por el brazo, hacia el bosque, este no se quemaba y podríamos haber llegado al cerro de piedra que había cerca.

Pero fue donde mi hermano resbaló.

Estábamos corriendo lo más rápido posible por llegar, el camino apenas se veía por el humo y nuestra vista se nublaba, chocábamos con cosas y nos caíamos, pero nos levantábamos. Solo hasta que mi hermano se resbaló fuertemente y quedo colgando de una grieta de al menos unos dos metros de ancho que había salido de la nada, trate de sujetarlo con los brazos y tirar de él hacía arriba, y yo… no… el, el alud de tierra llegó de repente, escuche algo de el diciendo “Lo siento.” y no pude hacer nada para que arrastrara a mi hermano.

Segunda vez pero esto era diferente, un grito verdaderamente desgarrador me consumió por completo. Nunca antes había gritado igual, y me quede allí, esperando a que me tragara la tierra como lo había hecho con mi hermano menor, o que el fuego me alcanzara como lo había hecho con mis padres. Como fue que los bomberos me encontraron y me llevaron a rastras hacia un refugio, estaba llorando demasiado, nunca había estado tan triste en mi vida, los bomberos me llevaron a un albergue, al parecer había sido un incendio forestal, un enorme incendio, al parecer un helicóptero cayó cerca de nuestra zona así que no solo afecto a mi familia, si no que a muchas, un albergue en Nueva York con quizá unas doscientas personas, doscientas personas que pudieron estar mirándome llorar desconsoladamente, pero no me importo, no me importaba nada. Sentí como unos brazos me envolvían y abrazaban, no quise abrir los ojos, supuse que era una bombero, pero su abrazo se sentía más cálido que eso, tal y como los de mi madre, era una mujer eso sí, que no reconocí, pero solo la abracé fuerte como si la conociera de toda la vida.

image

Luego la mujer me soltó sin que me diera cuenta y llego Brandon corriendo, a seguir abrazándome, quise seguir a la mujer que me había acogido con la mirada, pero ya se había ido. Brandon comenzó a acercarse, quizá para abrazarme.

- Ya, Lev… Estará bien… - Lo que menos necesitaba ahora es que me dijera que todo iba a estar bien, en serio.

- ¡No lo estará, Brandon! ¡Ni lo esta! ¡Nada esta bien! - Y rompí en llanto nuevamente.

Pero aún así nos abrazamos, nos habíamos quedado solos los dos, sin familia, ambos. Por ahora solo nos teníamos el uno al otro esperando a por lo que vendría en el futuro.

Pero esa es la otra parte de la historia.

THE BEGINNING {PART 2: PODERES CICLO DOS}

~LEVEY~

Nunca pensé lo divertido que podía ser jugar en el agua.

El día después de la tormenta estaba todo mojado, con charcos y charcos, era día de escuela así que tome el auto bus normalmente, cuando iba subiendo eso sí, había un gran charco del que no me fijé y desconsideradamente pise con ganas, mi madre chilló pensando que me había mojado entera, pero no, ni una sola gota, asentí con la cabeza para tratar de tranquilizarla y subí.

Nunca fui muy sociable, solía sentarme en los lugares intermedios del auto bus a la ventana, amaba los días de lluvia, todo se veía más puro, además de que disfrutaba como algunos de mis compañeros usaban su inteligencia para algo como hacer dibujos en los vidrios del auto bus. Espera. Creo que si tenía un amigo. Era un chico. Brandon. Se sentaba conmigo siempre, creo que fue el verdadero amigo que tuve en toda la vida hasta esos días. Ese día se sentó al lado de la ventana por unos minutos él, el auto bus tomo una ruta más larga hacía Nueva York así que pasamos cerca del Empire State, para animarme, dibujó en la ventana.

-¡Levey!- Chilló fuerte, solía hacerlo para molestarme ya que estaba a su lado

-¡¿Qué?!- Chillé igual y reí, bromas de niños, bueno

-Ya quedo…- Alejó su lápiz de la ventana y sonrió viéndola

Ladeé la cabeza, había hecho un mono y unos aviones alrededor, no sabía porque así que alcé una ceja con mi siempre mirada de curiosidad, que tengo desde niña al parecer, ceño fruncido y sonrisa leve

-¿Qué es…?- No alcancé a decir nada, había dado justo con su objetivo, el Empire State

Lancé una carcajada, me había hecho gracia, dios, Brandon siempre me hacía sonreír, cosa que apreciaba mucho

-¿A qué algún día a algún otro chico se le ocurrirá hacer lo mismo? ¡A que sí, Levey, a que sí!- Zamarreó mi hombro y solo reía más

-Seguro que sí ¿No?- Reí por última vez abriéndome paso a la ventana -Ahora me pertenece- Saqué la lengua y reímos más, esas risas inocentes de niños que no sabían nada de lo que pasaría en nuestro mundo.

En clase solía distraerme muchísimo, me habían diagnosticado TDHA. Y más encima dislexia, si estaba jodida.Brandon solía ayudarme en todo, aunque ese día salimos temprano por riesgo de inundación, las canaletas del colegio se habían dañado. No fui tan niña problema, pero si me expulsaron tres veces de tres colegios diferentes, solían culparme de todo y como era la niña que no hablaba casi nunca y con cara de ángel sospechosamente malo, pagaba con eso.

En segundo grado, me culparon de haberle tirado una bomba apestosa a una niña mimada de esas con cabello perfecto, solo porque la bomba tenía popo de caballo me culparon a mi, nunca entendí eso, solo había visto caballos en la calle fuera de mi casa, pero bueno.

En cuarto grado me culparon de inundar los baños, bueno, si tuve algo de culpa en eso, ¡Pero que podía hacer! no sabía como detener el agua que salía y salía del lavabo… Sí, rompí las llaves de los lavabos, carajo.

Y al año siguiente me culparon de robo, solo por haber tenido el collar de una chica que ni conocía, vamos, el collar tenía un caballo alado, era bello, me lo vendieron por un dolar ¡Que podía hacer, nuevamente! y así termine en un colegio de niños problema. No fue mi culpa, nada a excepción del lavabo, que también fue culpa de los plomeros y de los baños. Baños hijos de{…}.

El día ese salimos temprano, solo para ir cerca del bosque y jugar algo, me llevé jugando con el agua, tocándola hasta que me aburrí, me habían salido arrugas en los dedos y estaba mojada. Al parecer fue una ilusión lo de no estar mojada el día anterior. Volví a casa temprano a hacer la rutina normal, pero juro que no quería que llegara el día siguiente, nunca me lo voy a perdonar.

THE BEGINNING {PART 2: Poderes ciclo uno}

~LEVEY~

Mi padrastro me había enseñado a salir al bosque, a cazar.

Sip, era cazador, eramos una familia cazadora, excepto mi madre. El salía al bosque con mi hermano y yo de caza para las pieles, el invierno era muy crudo y en realidad, no teníamos tantos recursos.

Pero no falto mucho hasta que tuviera que salir yo sola.

Lo se, era arriesgado pero tenía que hacerlo, aprender, nunca sabía cuando esto me podía servir en la vida ¿no?

Así que un día de otoño, salí… sola.

image

Tenía que volver antes del anochecer pero me fui muy temprano en la mañana, el tiempo sobraba.

Mi papá {siempre le había dicho papá a mi padrastro} me había enseñado a usar el arco y las flechas, no era tan buena, pero aún así los dominaba.

Estuve un par de horas cazando, practicando la puntería completamente sola en el bosque, hasta que comencé a caminar, por todo el bosque, horas y horas caminando, sin parar para nada, solo caminar, caminar, caminar. Hasta que no di más, mis piernas comenzaron a fallar al igual que mi cabeza y me desmayé.

"Las primeras veces nunca son fáciles."

Debí haber estado un par de horas inconsciente en medio del bosque, y sola, me decidí a despertarme abriendo lentamente los ojos. El sol quemó mi vista un poco, estaba anocheciendo, comencé a mirar a los alrededores colocándome una mano en la frente y me paré del suelo. Quite mi mano y mire hacía todas partes, arriba, las altas copas de los árboles más altos y sus ramas no tan firmes, abajo, sus hojas amarillas y naranjas ya secas que caían, estaban cayendo a mi alrededor, derecha e izquierda, susurridos de hojas, animales silvestres y quizá un pequeño riachuelo. Dirigí mi vista al piso, ¿Que era esto? Esto nunca lo había sentido antes, y comencé a caminar de nuevo. Tenía las manos húmedas, quizá había tocado agua en el momento que desperté, me dirija a una gran colina, rápido cada vez acelerando más el paso, sin mirar atrás, siempre con la vista en el objetivo, comenzaba a hacer frío, pero la cuesta es arriba. Cada vez menos, vamos Levey. Llegué arriba y pude observar todo, que no era más grande que todo esto, ni siquiera una pequeña migaja comparada con el bosque. Mi mano seguía húmeda y podía sentir como si… agua… estuviera subiendo por mi cuello hasta mi nuca, lleve una mano allí… nada.

image

El sol cada vez se ponía más y ya debía bajar. El descenso siempre es más fácil, pero tenía a las presas que debía llevar a casa, el suelo alrededor mio estaba muy mojado, era como si el agua me estuviera siguiendo. Esta bien, es solo agua. Suspiré y seguí mi camino, pero el suelo… era como si el agua que habían absorbido las plantas de devolviera y quedara intacta, hasta que se formaron grandes charcos por los que tuve que pasar, grandes charcos quizá profundos, y el agua seguía subiendo, y empezó a llover. Dios, no. 

image

El agua comenzaba a llegarme a los tobillos y dificultaba mi vista. Estaba lloviendo torrencialmente, el agua no descendía, en ese momento tuve que empezar a correr, y el agua cedía ante mi. No pare de correr hasta el borde del bosque donde seguía la lluvia y charcos más llenos. Correr hasta mi casa con esa lluvia no era fácil, y menos cuando ya comenzaban a caer truenos y relámpagos. 

El barro me atrapaba, no podía caminar bien. Dios, por favor, haz que llegue a casa.

Creo que me escucho, mi madre estaba preocupada, tenía una toalla en la mano para secarme el agua, pero no estaba mojada ni un poco.

-the end.-

THE BEGINNING {PART 1: FAMILY}

[NOTA USER: Este post explicará como Levey se dio cuenta de algunos sucesos que pasaban en su infancia mucho antes de saber que era semidiosa, también explica de como fue su infancia]

~LEVEY~

¿Sabes? El principio no es tan malo.

Nunca es malo cuando eres un niño, correteas por ahí sin saber del mundo y lo malo que es en realidad.

Nací en Nueva York, más bien en zonas rurales de por ahí cerca (si es que al bosque se le puede llamar rural). Comencé a guardar recuerdos demasiado niña, y mi infancia fue humilde. Mi madre siempre estaba allí para mi, cuidándome a cada momento como si fuera un hueso santo, y nunca había entendido porque, podía cuidarme sola pero por razones que en ese tiempo no conocía, lo hacía.

Normalmente me decían que era muy linda, pero solo tenía algo especial… mis ojos eran claros. Color verde agua para ser más exactos, mi madre miraba mis ojos y solo sonreía, al parecer se emocionaba con verlos, a veces lloraba, me decía que le recordaban a los de mi padre, el cuál me dijo que se había ido en un viaje en barco y nunca más volvió, pero nunca me dijo que había muerto, solo que desapareció en el mar.

{flashback}

image

«¿Por qué me miras tanto, mamá? *reí leve mirándola mientras ella solo se limitó a seguirme la sonrisa*»

———————

Cuando tenía siete años, mi mamá se casó, y supe algo como era tener un padrastro o un papá. Ellos tuvieron un hijo, Syre. Nunca había querido tanto a personas, eran mi única familia, la única que conocía hasta ahora, y cómo los quería, cómo lo hacía.

{to be continued}

SOBRE EL USER

WEEENAAA {ahnoqueflaite}

BUE, HOLA. AHORA ME PRESENTO.

Mi nombre es Paula. Pau para los conocidos, Pou para los amigos, Paula para los conshesuma…

Bueno, SOY LA USER DE ESA CHICA TAN HERMOSA QUE TODOS LOS CHICOS DEL CAMP HALF BLOOD SE QUIEREN CHAPAR.

{eta’ de aque’}

CHANCHANCHAAAAAAAN:

image

LEVEY JACKSON :D

Hija de Poseidon, cabaña 3, hermana de Percy Jackson y Tyson (creo que media hermana de Phineas bcs hijo de Neptuno aka Poseidon romano… meh) Y FELIZMENTE DE NOVIA :D PUTA MAD…

Bue, Levey nació de un rol de Los Juegos del Hambre, era Leevy(?) Y pue’, el rol fue muriendo y yo la transforme en semidiosa, sep, así de fail. ah

PERO BUENO, ELLA LES EXPLICARÁ SOBRE ELLA MISMA la muy vain.

YO SOY CHILEAN. CHILENA DE CHILE AHRE. De la bandera tricolor con una estrellita :’3

Soy roleplayer, amo los zombies y soy selenator (peroesocreoqueyalohabiannotado) LISA NATURAL USEA NO NECESITO PLANCHA DE PELO, ENVIDIENME BITCHES. AHREEE

y eso :’3 no los aburro hablando de mi porque Levey se pone de “Ya esta mina habla de ella” y no. Levey es el florerito de mesa aquí.

So, eso… emm. bye? (?

image

THE DIARY OF A DEMIGOD PROYECT

USER:

ALOHA.

Bueno, cree este tumblr por mi pj de roleplay favorito, una semidiosa hija de Poseidon, Levey Jackson.

Se preguntarán porque y es por esto:

Su vida no ha sido fácil, es tan difícil ser ella que no puedo expresar como puede serlo, así que cree este tumblr que será como su diario de vida.

¿Cómo? Miren.

Publicaré su historia, publicaré casi todos los días anécdotas que ella ha tenido y pues escribe en su diario personal.

CREO QUE ES DE LAS MEJORES IDEAS QUE HE TENIDO.

Solo espero que el que llegue aquí por casualidad, se detenga a leer un poco sobre la vida de esta, que había pensado hacer un libro pero ná.

Y pues, bienvenidos a la extraña vida de Levey Jackson. La única semidiosa de Poseidon. 

LEVEY:

Bueno, como dijo mi user, bienvenidos. No se alarmen si mi vida ha sido demasiado cruda por así decirlo. Pero en fin. Fue mi destino no.

Así que. Bienvenidos. A mi diario en

-the end.-

©
Theme by M4likster